Venezuela y Cuba revisan acuerdos en áreas de salud, alimentación y ciencia

por | 20 octubre, 2021

Los ministros del Poder Popular para Ciencia y Tecnología, Gabriela Jiménez, y para la Salud, Carlos Alvarado, así como los ministros del Poder Popular para Alimentación, Carlos Leal Tellería, y de Agricultura Productiva y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, sostuvieron este martes en la Casa Amarilla de Caracas un encuentro de trabajo con el viceprimer Ministro de la República de Cuba y Copresidente de la Comisión Intergubernamental del Convenio Integral de Cooperación Cuba – Venezuela, Ricardo Cabrisas.

Durante la reunión, se revisó la cooperación establecida entre ambos países en estas áreas estratégica como la salud y dialogaron sobre los convenios suscritos recientemente en materia ganadera, piscícola y agrícola, los cuales contemplan la obtención de cereales, leguminosas y tubérculos.

La suscripción del Convenio Integral de Cooperación Cuba – Venezuela ocurrió el 30 de octubre del año 2000 por los comandantes Hugo Chávez y Fidel Castro, en La Habana, elevándose a lo largo de estos 21 años hasta alcanzar un nivel de alianza estratégica.

El área de salud ha sido priorizada desde el principio de la firma del convenio, con una fuerte cooperación para el surgimiento en Venezuela de la Misión Barrio Adentro y el programa de formación en Medicina Integral Comunitaria.

Con la pandemia de COVID-19, la alianza se ha extendido al envío de vacunas y el acuerdo para la producción en el país del antídoto cubano Abdala. En materia de ciencia y tecnología, a principios de año hubo un intercambio con las autoridades cubanas sobre el desarrollo de líneas de investigación relacionadas con las tecnologías, los diagnósticos y las terapias de biotecnología aplicadas para enfrentar la pandemia del coronavirus. En septiembre, el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba informó que envió a Venezuela un lote de Abdala, primera vacuna contra la COVID-19, desarrollada y producida en América Latina. Abdala alcanzó una eficacia de 92.28% y mostró una efectividad del 90%, en pacientes graves y frente a la variante Delta de la COVID-19.