Trump redobla la presión contra Caracas y congela activos del Gobierno de Venezuela en EE.UU.

por | 6 agosto, 2019

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha firmado este lunes una orden ejecutiva que congela todos los activos del Gobierno de Venezuela en su país y prohíbe las transacciones con él, medida que incrementa de forma significativa la presión contra Caracas y supone un paso hacia un embargo total. «Todos los bienes e intereses en propiedad del Gobierno de Venezuela que se encuentran en Estados Unidos […] están bloqueados y no pueden ser transferidos, pagados, exportados, retirados ni tratados de otra manera«, reza la orden ejecutiva, que entrará en vigor de inmediato.

El documento detalla que el término ‘Gobierno de Venezuela’ comprende al Estado y al Gobierno de Venezuela; a «cualquier subdivisión política, agencia o instrumento» de los mismos, incluido el Banco Central de Venezuela y la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA), así como a cualquier persona bajo su control o que «haya actuado o haya pretendido actuar directa o indirectamente» en nombre de cualquiera de los anteriores.

La orden, que justifica el paso por la «usurpación» del poder por parte de Nicolás Maduro y por «los abusos de los derechos humanos» en el país latinoamericano, entre otros motivos, no alcanza la categoría de embargo comercial total, pero representa la medida más radical de Washington contra Caracas desde que la Administración Trump reconoció al opositor Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela. De hecho, la decisión coloca a la nación caribeña al mismo nivel que Corea del Norte, Irán, Siria y Cuba, los únicos países que actualmente afrontan restricciones tan severas por parte EE.UU. Las sanciones anteriores fueron dirigidas, en primer lugar, contra la industria petrolera de la nación sudamericana, la principal fuente de sus ingresos de exportación.

Esta es la primera vez en 30 años que EE UU congela los activos a un país occidental. Este año Washington ha impuesto sanciones a más de 100 individuos y entidades venezolanas, incluida la compañía petrolera estatal PDVSA, el Banco de Desarrollo de Venezuela y el Banco Central de Venezuela.

Trump ya había adelantado la semana pasada que estaban contemplando imponer esta estricta sanción al régimen, en vista de los apoyos que estaba recibiendo Maduro por parte de China e Irán. El pasado jueves que podría ordenar un bloqueo o una cuarentena en Venezuela. En respuesta, el embajador de Venezuela ante las Naciones Unidas, Samuel Moncada, calificó de «ilegales» y «criminales» las amenazas de Estados Unidos contra Caracas, y precisó que las autoridades del país exigen que «pare la guerra de Trump contra Venezuela».«El bloqueo económico y el robo a escala planetaria tienen características de crueldad monstruosa, propias de crímenes de guerra», precisó el alto diplomático venezolano durante su intervención en el Consejo de Seguridad de la ONU.Maduro, que denunció la «amenaza ilegal y criminal» del presidente de EE.UU., hizo un llamamiento a la población para que resista. «Preparados para una batalla si pretenden una cuarentena contra Venezuela, preparados todos y todas, pero a Venezuela no la bloquea nadie y menos una cuarentena», enfatizó.

La escalada en la presión es la antesala a las sanciones que anunciará este martes Washington contra Caracas en la Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela, organizada por el Grupo de Lima en Perú para abordar la situación del país caribeño. El asesor de seguridad nacional de EE UU, John Bolton, adelantó este lunes que detallará “amplias” medidas que tendrán «muchas consecuencias potenciales». El encuentro contará con la participación de 59 países y tres organismos internacionales: el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), CAF-Banco de Desarrollo de América Latina y la Unión Europea. Bolton también advirtió a China y Rusia que el apoyo continuo al gobierno venezolano «podría afectar el pago de su deuda después de la caída de Maduro».

Esto es lo que dice sobre el embargo el decreto presidencial de Trump dado a conocer el lunes por la Casa Blanca:

Sección 1. (a) Todas las propiedades e intereses, propiedad del gobierno de Venezuela, que estén en Estados Unidos, que de aquí en adelante ingresen a Estados Unidos, o que están o que de aquí en adelante pasen a la posesión o control de cualquier persona estadounidense quedan bloqueados y no podrán ser transferidos, pagados, exportados, retirados, o intercambiados de ninguna manera.

(b) Todas las propiedades e intereses que estén en Estados Unidos, que de aquí en adelante ingresen a Estados Unidos, o que estén o de aquí en adelante pasen a la posesión o control de una persona estadounidense, de las siguientes personas, quedan bloqueados y no podrán ser transferidos, pagados, exportados, retirados o intercambiados de ninguna manera: cualquier persona que el secretario del Tesoro, en consulta con el secretario de Estado determine que:

(i) ha ayudado materialmente, patrocinado o provisto apoyo financiero, material o tecnológico para, o bienes o servicios para o en apoyo de, cualquier persona incluida en la lista de ciudadanos designados especialmente y de personas bloqueadas, que mantiene la Oficina de Control de Activos Extranjeros, cuyas propiedades e intereses están bloqueados según esta orden; o

Sec. 2. El ingreso irrestricto como inmigrantes y no inmigrantes a Estados Unidos de extranjeros de quienes se determine que reúnan uno o más de los criterios en la sección 1(b), que serían perjudiciales a los intereses de Estados Unidos, y el ingreso de tales personas a Estados Unidos, como inmigrantes o no inmigrantes, queda por este medio suspendido, excepto cuando el secretario de Estado determine que la entrada de la persona no sería contraria a los intereses de Estados Unidos, cuando el secretario así lo determine, basado en una recomendación del secretario de Justicia, en el sentido de que el ingreso de la persona promovería objetivos importantes de seguridad de Estados Unidos.

Sec. 3. Las prohibiciones en la sección 1 de esta orden incluyen:

(a) la formulación de cualquier pago o suministro de fondos, bienes, o servicios de, a, o en beneficio de cualquier persona cuya propiedad e intereses están bloqueados de acuerdo con este decreto y

(b) el recibo de cualquier contribución o suministro de fondos, bienes o servicios por parte de tal persona.