Pompeo admite profunda división de la oposición venezolana: «Más de 40 desean la presidencia»

por | 7 junio, 2019

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, reveló una fuerte división en la oposición de Venezuela a través de un audio filtrado, de acuerdo con lo que publicó el miércoles The Washington Post.

Según los comentarios del funcionario, realizados la semana pasada, los opositores al Gobierno presidido por Nicolás Maduro son muy imprudentes y le han costado a EE.UU. mantenerlos unidos más de lo que actualmente se conoce, lo cual no ayuda a los esfuerzos que Estados Unidos hace para que Nicolás Maduro deje el poder. «Nuestro dilema, que es mantener a la oposición unida, ha resultado ser tremendamente difícil», dijo Pompeo al tiempo que reconoció que hay al menos 40 políticos opositores que quieren suceder al presidente Nicolás Maduro. «En el momento en que (Nicolás) Maduro se vaya, todos levantarán la mano y dirán: ‘Elígeme, soy el próximo presidente de Venezuela‘», agregó.

Pompeo aseguró que la dificultad de unir a la oposición no solo se ha manifestado en «público durante estos últimos meses, sino que desde el día en que me convertí en director de la CIA (Agencia Central de Inteligencia), esto fue algo que estuvo en el centro de lo que el presidente Trump estaba tratando de hacer». «Estábamos tratando de apoyar a varias instituciones religiosas para que la oposición se uniera «, dijo Pompeo pero indicó que «siguen divididos sobre cómo enfrentarse al régimen de Maduro».

Finalmente, el audio también contenía comentarios cobre la relación de Venezuela con Cuba, la cual pretenden acabar con sus acciones. «Creo que tenemos que encontrar una manera de desconectarlos de Venezuela. Estamos trabajando duro para tratar de lograr eso» afirmó.

Las declaraciones de Pompeo, que el Post califica de «sorprendentemente francas», se produjeron en un encuentro en Nueva York la semana pasada a puerta cerrada con líderes judíos.

Mike Pompeo, citado por medios internacionales, aseveró que, entre otras cosas, el conflicto de intereses entre los políticos opositores hizo que fracasara el intento de golpe de Estado del pasado 30 de abril, liderado por Juan Guaidó, exdiputado de la Asamblea Nacional (instancia en desacato desde 2016), quien se autoproclamó en enero como «presidente encargado» respaldado por EE.UU. Además, reveló que EE.UU. trabajaba desde hacía tiempo para «solidificar» la posición de Guaidó, pero aún así su liderazgo sigue siendo tenue.

Mike Pompeo ha sido uno de los miembros de la administración de Donald Trump que ha participado activa y públicamente en el asedio a Venezuela. El gobierno estadounidense ha asegurado que explorarán todas las vías para derrocar al gobierno venezolano, y por tanto, impulsar un gobierno de derecha en Venezuela. Entre las acciones, ya han ejecutado un bloqueo económico, intento de golpe de Estado, entre otras.