Fundalatin presenta en la ONU a víctimas del bloqueo impuesto por EEUU

por | 11 julio, 2019

La Fundación Latinoamericana por los Derechos Humanos y el Desarrollo Social (Fundalatin), presentó ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) a las víctimas del bloqueo económico y financiero impuesto por EE.UU. a Petróleos de Venezuela (PDVSA) y a su filial Petroleum Corporation (Citgo). Así lo informó la organización con Estatus Consultivo Especial en el Consejo Económico y Social de la ONU, a través de su cuenta en la red social Twitter @fundalatin.

La fundación afirmó que luego del bloqueo arbitrario del gobierno norteamericano contra estas empresas venezolanas “los bancos se niegan a procesar las transacciones que permitan cancelar los tratamientos de pacientes con enfermedades crónicas”. Asimismo, la presidenta de Fundalatín, María Eugenia Russián, rechazó el informe de la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, por invisibilizar a las víctimas de las guarimbas, ignorar reportes de 12 organizaciones no gubernamentales (ONG) y no condenar el bloqueo económico de EE.UU. contra Venezuela; además de excluir los progresos en derechos sociales que el Gobierno Revolucionario le ha otorgado al pueblo.

Del mismo modo, a través de un video, Jinger Linares, esposa de Leomar González, paciente de trasplante de médula ósea enviado a Italia, denunció que el bloqueo económico contra Venezuela afecta el tratamiento oncológico de su cónyuge, el cual es costeado por Citgo y temen que los hospitales en ese país les cierren las puertas.

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, el pasado 31 de mayo denunció que Pdvsa cuenta con los recursos necesarios para cancelar las deudas, pero debido a las medidas coercitivas impuestas por EE.UU., la nación no ha podido cumplir con el pago de estos tratamientos oncológicos.

EEUU: «Entonces nuestra estrategia funciona»

El Departamento de Estado estadounidense, afirmó en un comunicado de 2018 que “las sanciones financieras que hemos impuesto han obligado al Gobierno (venezolano, ndr) a comenzar a caer en default, tanto en la deuda soberana como en la deuda de PDVSA, su compañía petrolera. (…) Es un colapso económico total en Venezuela. Entonces nuestra política funciona, nuestra estrategia funciona y la mantendremos”.

Las operaciones de trasplante en Italia financiadas a través de PDVSA

Desde hace más 10 años un programa de cooperación entre PDVSA, la República Bolivariana de Venezuela y el gobierno de Italia, permite que niños y pacientes venezolanos se trasladen a Italia para ser tratados y sometidos a trasplante de médula ósea. En 10 años, 397 trasplantes de médula ósea se han realizado mediante este programa de cooperación asumido por el Estado venezolano. Otros 487 pacientes han recibido tratamiento para su enfermedad y posterior trasplante.

El convenio marchaba bien, hasta que el bloqueo económico de EEUU entró en vigor, impidiendo que PDVSA realice los pagos para los trasplantes, así como para la atención general, y poniendo en riesgo la vida de niños y pacientes venezolanos.

Cuando cuatro niños fallecieron, la prensa reaccionó acusando al “régimen de Maduro” por haber supuestamente suspendido el convenio y con eso haber causado la muerte de los pequeños. Esto pese a que, ya a principios de abril, el Canciller Jorge Arreaza había denunciado en la ONU que los venezolanos en Italia en espera de un trasplante estaban “a punto de morir» porque Caracas no había podido pagar 5 millones de euros debido al bloqueo.

Arreaza publicó en Twitter los comprobantes de pago emitidos por Venezuela para darle continuidad al programa de salud, que muestran como los fondos transferidos por el el estado venezolano a través de PDVSA habían sido retenidos, bloqueados, por el banco portugués Novo Banco, que mantiene retenidos más de un millar y medio de dolares venezolanos.

Los fondos secuestrados por la totalidad de los bancos internacionales, estadounidenses y europeos, llega casi a los 5 millares y medio de dolares.