Canciller Arreaza exige en la ONU cese del bloqueo económico de EEUU contra Venezuela

por | 13 septiembre, 2019

El ministro de Relaciones de Venezuela, Jorge Arreaza, intervino este jueves ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) en donde instó a los Estados a condenar el bloqueo criminal impuesto por Estados Unidos a su país. «No debería haber un miembro de las Naciones Unidas (ONU) que imponga medidas coercitivas contra un pueblo y tampoco miembros del Consejo de Derechos Humanos que no lo condenen«, aseveró el diplomático ante el pleno de este organismo internacional.

Arreaza mencionó nuevamente los efectos del bloqueo financiero, económico y comercial que la Administración de Donald Trump ha hecho efectivo contra Venezuela. Destacó que son las poblaciones más vulnerables de este país los que sufren por la falta de acceso a alimentos y medicinas. «No ha excepción para que Venezuela pueda comprar medicinas o alimentos», desmintió el canciller, quien aseguró que los mismos Estados que apoyan el bloqueo, luego salen pidiendo «ayuda humanitaria» para su nación.

Al respecto, también señaló que el Gobierno Bolivariano junto a las agencias de la ONU trabajan en un plan que permita sortear estas medidas coercitivas de Estados Unidos, sin embargo, hasta el momento los Estados miembros del organismo internacional no han hecho sus aportes económicos. «Cada vez que se ponen medidas coercitivas contra el Estado se genera un impacto en la población venezolana, con impacto en los más pobres… matan, generan sufrimiento, y luego se usan esas acciones para justificar una intervención«, denunció Arreaza.

Arreaza participó en el Panel de Discusión Bienal sobre Medidas Coercitivas Unilaterales y Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, en Ginebra, que ha sido impulsado por el Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) con la finalidad de «abordar las medidas coercitivas unilaterales» con miras a una declaración de Naciones Unidas «sobre su impacto negativo en el disfrute de los derechos humanos», según explicó.

En Canciller manifestó que las sanciones unilaterales «ocasionan grandes sufrimientos a los países al boicotear economías, asfixiar el comercio y promover la destrucción de los sistemas productivos». Durante su exposición pidió el cese de las sanciones impuestas sobre su país, «la devolución de empresas, activos, dinero robado, y el cese del bloqueo comercial y financiero contra los venezolanos«.

De igual manera, recordó que el MNOAL, en su declaración de Caracas del 20 de julio, acordó «perseverar en los esfuerzos» para instar a otros Estados a revertir las medidas coercitivas de «forma plena e inmediata» y afirmó que «el multilateralismo es el único ámbito posible para abordar las complejas amenazas y desafíos que encara el mundo».

Según un informe del Centro de Investigación Económica y Política (CEPR, por sus siglas en inglés), unas 40.000 personas fallecieron entre 2017 y 2018 en Venezuela producto de las sanciones de Washington. El Gobierno ha denunciado que más de 30.000 millones de dólares en activos del Estado en el exterior se encuentran congelados, lo que le impide adquirir productos básicos, alimentos y medicinas.