Arrancó “Misión Verdad” su gira por Cataluña para contar la verdad sobre Venezuela

por | 1 julio, 2019

BARCELONA – Concluyó con éxito la primera parte de la gira por Cataluña del Director del portal venezolano de investigación Misión Verdad, Gustavo Borges, actualmente en España para desmontar las falsas matrices sobre la realidad del país caribeño y defender las verdades de la Revolución Bolivariana, en el marco de la campaña internacional “Trump Unlock Venezuela – Trump desbloquea Venezuela”.
Este fin de semana, Borges participó en dos mesas redondas organizadas en el marco de la Conferencia Internacional de Materialismo Histórico, en el espacio cultural La Nau Bostik, acompañado por la politóloga Arantxa Tirado, miembro de la Plataforma Catalana de Solidaridad con Venezuela, e intelectuales del ateneo vasco Euskal Herriko Unibertsitatea. Además, ofreció una ponencia en la sede de la cooperativa de abogados Col·lectiu Ronda, sobre el bloqueo político, económico y mediático impuesto a Venezuela.
Hasta el 4 de julio, Gustavo Borges estará en Madrid, donde también participará en diferentes congresos sobre Venezuela con su jefe de redacción, William Serafino, quien retrasó su llegada a España para recibir, como representante de Misión Verdad, el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar 2019 – Mención Investigación.

La gira de los dos venezolanos fue organizada por la revista catalana Catarsi Magazín, que con Misión Verdad comparte el compromiso con el periodismo de investigación y la lucha contra las fake news.

Las sanciones: un “castigo” contra la población civil
Para Gustavo Borges, las tres actividades de este fin de semana en Barcelona fueron ocasión para denunciar el acoso político, financiero y económico que se cierne sobre Venezuela en particular desde diciembre 2014, cuando a solo pocos meses de la muerte del Comandante Hugo Chávez, el Congreso de Estados Unidos aprobó la Ley “Ley Pública de Defensa de los Derechos Humanos y la Sociedad Civil en Venezuela”, estableciendo el primer marco jurídico para todas las medidas coercitivas unilaterales que se tomaron contra la nación caribeña, desde Washington y los países que operan bajo su esfera de influencia.
“La falta de alimentos y de medicamentos en Venezuela es real. La emigración es real” dijo Borges. “Pero tienen sus orígenes en la altísima presión de Estados Unidos para que todos los países corten relaciones políticas y comerciales con nuestro país” decretó.
Lamentó que muchos académicos de izquierda y políticos progresistas critiquen hoy en día el proceso venezolano sin entender la guerra silenciosa a la que está sometido el país, y callando las evidentes contradicciones que sus movimientos mantienes en varios países de América Latina.
“La aerolínea Iberia hace poco bloqueó el envío de toneladas de medicinas a Venezuela. Más de 300 mil dosis de insulina pagadas por Venezuela no nos llegaron porque el Citibank boicoteó la compra. Y así muchos ejemplos más, tantos que según los cálculos del Centro de Investigación Política y Económica, con sede en Washington, las sanciones causaron la muerte de al menos 40 mil venezolanos. Cuando la izquierda mundial habla de Venezuela… ¿tiene en cuenta esto?” preguntó Borges, quien invitó a reflexionar sobre las graves consecuencias de una eventual victoria estadounidense sobre la Revolución Bolivariana.
“Busquen si hubo un solo twit por parte de esos políticos progresistas en 2017, cuando recibíamos la agresión más brutal que algún país latinoamericano pudo recibir en los últimos tiempos… Busquen artículos de opinión de esos grandes académicos denunciando la quema de negros en Venezuela… Salvo algunas pocas y valientes excepciones, no existen. (…). Pero Estados Unidos no podrá con nosotros. Lo que está en juego hoy es la supervivencia de millones de personas, que en mi casa no entre una turbia violenta para quemar a mi familia. Y haremos lo que sea necesario para que esto no suceda” concluyó.
Le hizo eco una mujer venezolana que, desde el publico, condenó el acoso imperial contra su país.
“Sobre Venezuela pende una espada de Damocle que es la intervención estadounidense. Todos los días celebramos que estamos vivos, porqué se trata de la más potencia bélica más asesina y más destructiva del mundo” relató.

Guaidó, el ilegitimo
En la mesa redonda “Venezuela: la Revolución Bolivariana frente a la guerra imperialista”, acompañaron a Gustavo Borges la politóloga Arantxa Tirado e intelectuales del ateneo vasco Euskal Herriko Unibertsitatea, quienes analizaron la realidad venezolana desde una mirada pluridisciplinar: Luis Miguel Uharte hizo un breve recorrido histórico por las principales etapas del proceso bolivariano mientras Arantxa Tirado analizó la política exterior de Venezuela y sus aportes en la construcción de un mundo multicéntrico y multipolar, seguida por Unai Vázquez Puente y su análisis sobre la experiencia del ALBA-TCP. El profesor en Derecho Constitucional, Eneko Compains, explicó por su parte los cimientos constitucionales sobre los que se fundamenta la Presidencia del actual Jefe de Estado, Nicolás Maduro, al tiempo que desmontó cada una de las argumentaciones aportadas por algunos juristas en defensa de la auto-proclamación como Presidente del dirigente opositor Juan Guaidó. Explicó que el poder de Maduro encuentra sus bases en las urnas, en el voto popular, mientras que el supuesto poder de Guaidó se basa en una mentira que la oposición golpista invoca ante el mundo para intentar justificar una toma de poder fracasada y completamente ilegal.
“Guidó y sus seguidores dicen que su legitimidad se encuentra en el art. 233 de la Constitución, que regula las faltas absolutas del Presidente: muerte, renuncia, destitución, incapacidad física o mental permanente, abandono del cargo y la revocatoria popular del mandato. Ahora bien: Maduro no ha muerto, no ha sido destituido por el poder judicial, no se le ha certificado incapacidad física o mental alguna, no ha abandonado el cargo ni ha sido revocado. Es decir: no están dadas las condiciones para que se aplique el 233” decretó.
Sobre la validez legal de la convocatoria para una Asamblea Nacional Constituyente, Compains recordó que de acuerdo con la Constitución venezolana, los sujetos legitimados a convocar este órgano plenipotenciario son: el Presidente de la República, la Asamblea Nacional, los Consejos Municipales y el pueblo al juntar el 15% de apoyo del censo electoral. Así que fue valida la convocatoria avanzada por el Presidente Nicolás Maduro. Respondiendo a los que critican la ausencia de un proceso referendario previo, recordó que no existe en la Carta Magna ningún articulo referente a esta obligación.
“Si leemos las actas de la Asamblea Nacional Constituyente de 1999, podemos ver que en el anteproyecto de Constitución había un articulo que preveía expresamente la necesidad de un referéndum para convocar a una Constituyente, pero los constituyentes decidieron eliminar ese articulo, para no encorsetar las formas de convocatoria” explicó.

Las próximas etapas en Barcelona
La siguiente etapa de Gustavo Borges en Barcelona será el día 4 de Julio a las 19.00, en el Centre Cívic de la Creu Alta – Can Balsach de Sabadell, donde el investigador analizará con el Cónsul de Venezuela en Barcelona, Ricardo Capella, el cerco mediático y los ataques económicos que acechan a Venezuela.
El bloqueo contra la patria de Bolívar estará al centro del debate también el día 5 a las 18.30, en la localidad de Guiamets, provincia de Tarragona, donde Borges, William Serafino y Arantxa Tirado participarán en el Encuentro Juvenil de los Países Catalanes “Rebrot”, organizado por la organización juvenil de la izquierda independentista Arran.
De actualidad y retos futuros se hablará el día 6 a las 12.00, cuando Borges, Tirado y el Cónsul Capella tomarán parte en la “Festa de la Realitat” de Nou Barris, Barcelona, un festival anual organizado por el partido Comunistes de Catalunya.